martes, 20 de octubre de 2020

MOSQUITEROS ASIÁTICOS en CANTABRIA

Voy a romper brevemente el orden cronológico de las entradas que tengo pendientes para traer algo más actual al blog (que ya iba haciendo falta), y es que esta última semana son dos las especies de mosquiteros procedentes del continente asiático las que han aparecido (y aún pueden verse) en Cantabria.

Mosquitero bilistado (Phylloscopus inornatus)

El primero es el Mosquitero bilistado (Phylloscopus inornatus), del que hasta hoy ya sumamos 8 ejemplares en tan sólo unos pocos días, la mitad de ellos en la ciudad de Santander. El pasado día 15 de octubre localicé a uno de ellos en el parque de Las Llamas a la par que Uca Díaz observaba otro en el extremo opuesto de este espacio verde. Al día siguiente, en compañía de Daniel Saldaña y José Velasco, pude comprobar que en efecto se trataba de dos individuos diferentes.

Parque de Las Llamas, Santander

Mosquitero bilistado (Phylloscopus inornatus)

La segunda especie ha corrido a cargo de Guillermo Rodríguez, empequeñeciendo a los bilistados con el soberbio hallazgo de un Mosquitero sombrío (Phylloscopus fuscatus) en el cabo de Ajo. Uno de los pocos registros para nuestro país.

Cabo de Ajo

El ejemplar aún continúa por la zona, y desde luego es muy fácil irse sin verlo... Es importante tener en cuenta que este pájaro se comporta más como un Ruiseñor bastardo (por decir algo) que como cualquiera de nuestros mosquiteros habituales, "ratoneando" bajo los helechos sin permitir a penas contactos visuales. Reclama muy poco, pero reconocer sus notas "tipo petirrojo" aisladas permite al menos triangular su posición. Ahora bien, una vez visto no da lugar a dudas: un mosquitero oscuro, con ceja clara muy evidente a la vista y pies amarillos.

Mosquitero sombrío (Phylloscopus fuscatus)

Esta última fotografía es cortesía de Óscar Carazo, con quien tuve el placer de compartir esta observación tras varias horas de frustrante búsqueda.

Mosquitero sombrío (Phylloscopus fuscatus)

Y hasta aquí por hoy...
¡Gracias por seguir el blog!



lunes, 12 de octubre de 2020

Liébana: a mariposas y reptiles

Este verano posiblemente haya sido uno en los que más he visitado la comarca de Liébana, pero en esta entrada únicamente voy a resumir aquellas salidas que tuvieron como objetivo la búsqueda de mariposas y reptiles.

Hábitat de la Lopinga achine

Una de las incursiones más breves pero satisfactorias fue la que realicé en busca de la Veinte-ocelos (Lopinga achine), una mariposa extremadamente escasa que en España únicamente podemos encontrar en Picos de Europa y en Sierra Sálvada, contando en Cantabria con una sola población. En este enclave, uno de los más escondidos de la región, tuve la fortuna de toparme con un único ejemplar. Por "desgracia estética" presentaba un bocado en las alas traseras (posiblemente obra de uno de los muchos Carboneros palustres de la zona), lo que pone de manifiesto la utilidad de los ocelos como elementos de distracción ante depredadores, que dirigen los ataques hacia ellos y no hacia las zonas vitales del insecto.

Veinte-ocelos (Lopinga achine)

La prima pequeña de la Lopinga, la Sortijitas (Aphantopus hyperanthus), fue bastante más abundante y agradecida. No vería menos de 20 ejemplares en total.

Sortijitas (Aphantopus hyperanthus)

Carbonero palustre (Poecile palustris)

Pasamos ahora a una salida que realicé en compañía de Luis Albero, Javier Burgos y varios amigos suyos que vinieron con el fin de observar reptiles, con especial interés en la culebra de Esculapio. Salvo esta especie dimos con la mayor parte de los objetivos en mente, incluyendo culebra lisa europea, culebra de collar, lagarto verdinegro y víbora de Seoane. Al final del día culminamos con un ejemplar de quebrantahuesos en el Desfiladero de la Hermida, que tampoco está mal.

Culebra lisa europea (Coronella austriaca)

Culebra de collar (Natrix astreptophora)

Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus)

Yo, como persona que está introduciéndose en el mundo de los abejorros, no pude evitar fijarme en ellos y dar así con una especie nueva para mí: Bombus rupestris. Se trata de una de las numerosas especies conocidas como "abejorros cuco", y está especializada en parasitar los nidos de Bombus lapidarius. Pero no precisamente pone sus huevos y se larga... La hembra de este abejorro se cuela en la colonia de sus huéspedes, asesina a su reina y toma su lugar sometiendo a sus obreras, quienes acaban trabajando para su nueva señora. Habita en la media y alta montaña y es bastante escaso (cada vez más de hecho), y por tanto una de nuestras numerosas joyas naturales a conservar.

Bombus rupestris

Donde finalmente pude ver la culebra de Esculapio, aunque no en las condiciones que me hubiese gustado, fue en Bárago. Sí, el pueblo de mi gran amigo Javier Oltra de donde ya he publicado varias entradas en este blog. Unos días antes apareció un gran ejemplar en medio del pueblo asesinado por uno de los vecinos, y esta vez estando yo no puede salvar del mismo destino a otro ejemplar (juv.) por haber llegado tan sólo un minuto tarde al lugar de los hechos... Una pena.

Culebra de Esculapio (Zamenis longissimus), juvenil

Pero un fin de semana entero en Bárago da para muchas más cosas y más alegres que ésta. No faltó el típico repertorio de pajarillos del pueblo (colirrojo real, papamoscas gris, carbonero palustre, etc...) y su amplio abanico de mariposas, uno de los tantos atractivos de los paseos por este ya bonito rincón lebaniego.

Colirrojo real (Phoenicurus phoenicurus)

Papamoscas gris (Muscicapa striata)


Nacarada (Argynnis paphia)

Loba (Maniola jurtina)

Manto oscuro (Lycaena tityrus)

Dysgonia algira

Omocestus rufipes

Por las tardes se activaban algunas aves de mayor porte como los vencejos reales, el picamaderos negro o los picos medianos, estos últimos en el interior del propio pueblo. Sin embargo por las mañanas temprano era más fácil avistar algún mamífero, como el zorro, mientras que una de las noches (la única que no llovió) instalamos el reclamo de luz para atraer mariposas nocturnas. Esta jornada de "polilleo" se nos dio especialmente bien, y entre todas las especies que acudieron merece la pena destacar la Esfinge meridional del pino...

Bárago

Vencejos reales (Tachymarptis melba)

Pico mediano (Leiopicus medius)

Zorro rojo (Vulpes vulpes)

Esfinge meridional del pino (Sphinx maurorum)

Y hasta aquí por hoy...
¡Gracias por seguir el blog!


 

domingo, 27 de septiembre de 2020

Mariposas nocturnas de la Montaña Palentina Oriental (VI)

Aquí os dejo una nueva parte de la serie "Mariposas nocturnas de la Montaña Palentina Oriental" con la que pretendo registrar las especies de polillas presentes en mi zona de campeo habitual y de este modo aportarle mi granito de arena a la naturaleza palentina. Éstos son los enlaces a las entradas anteriores:
  1. http://pajareandoporcantabria.blogspot.com/2018/09/mariposas-nocturnas-de-la-montana.html
  2. http://pajareandoporcantabria.blogspot.com/2018/09/mariposas-nocturnas-de-la-montana_23.html
  3. http://pajareandoporcantabria.blogspot.com/2018/10/mariposas-nocturnas-de-la-montana.html
  4. http://pajareandoporcantabria.blogspot.com/2019/07/mariposas-nocturnas-de-la-montana.html
  5. http://pajareandoporcantabria.blogspot.com/2019/10/mariposas-nocturnas-de-la-montana.html


Palencia todavía está muy poco prospectada, pero a pesar de ello ya han sido registradas más del 50% de todas las especies ibéricas de macroheteróceros (que no son precisamente pocas), lo que unido a su enorme diversidad de hábitats y su privilegiado repertorio bioclimático apunta a que posiblemente se trate de una de las provincias más ricas en mariposas nocturnas de todo nuestro país.

Con éstas ya son 146 las especies de este inventario ilustrado a las que he conseguido poner nombre. La mayoría de las especies de esta entrada están identificadas por mí, de modo que si alguien se percata de algún error en los nombres agradecería que me lo comunicase para poder corregirlo. ¡Gracias!


124. Arctia caja (Erebidae)
Esta llamativa especie propia de bosques húmedos vuela a lo largo de todo el verano. Su oruga es muy polífaga y capaz de alimentarse de un amplio abanico de arbustos y plantas herbáceas, desde sauces hasta dientes de león. De ellas obtiene además compuestos tóxicos que le hacen incomestible para los depredadores.


125. Catocala nupta (Erebidae)
Vuela durante finales de verano y principios de otoño. Las orugas se alimentan de sauces y álamos.


126. Lithosia quadra (Erebidae)
Especie con un marcado dimorfismo sexual. En la imagen: hembra (izquierda) y macho (derecha). Puede ser observada durante los meses de verano. Esta curiosa polilla de hábitos forestales también tiene la peculiaridad de que su oruga no se alimenta de plantas, sino de líquenes, especialmente de Xanthoria parietina


127. Habrosyne pyritoides (Drepanidae)
Esta especie habita en zonas frescas y húmedas en las que abundan sus plantas nutricias, que son la zarzamora, el frambueso y el avellano. Vuela desde la segunda mitad de la primavera hasta finales de verano.


128. Lycophotia porphyrea (Noctuidae)
Vuela en verano en el norte de la península Ibérica. Sus orugas se alimentan de brezos de los géneros Calluna y Erica, por lo que habitualmente se encuentra asociada a ecosistemas de montaña.


129. Autographa jota (Noctuidae)
Veraniega. Sus orugas son polífagas y se alimentan de un amplio repertorio de plantas herbáceas.


130. Acronicta leporina (Noctuidae)
La encontramos en casi toda la península Ibérica, donde preferentemente ocupa bosques de ribera. No en vano su oruga se alimenta de abedul, aliso, chopo y sauce, aunque también puede hacerlo de roble, haya y serbal. En cualquier caso es una especie que suele resultar poco frecuente.


131. Chloantha hyperici (Noctuidae)
Vuela de junio a agosto, y como bien indica su nombre sus plantas nutricias son las del género Hypericum.


132. Brachylomia viminalis (Noctuidae)


133. Raphia hybris (Noctuidae)
Endemismo de la península Ibérica, sur de Francia y norte de Marruecos. La oruga se alimenta de Populus.


134. Xestia triangulum (Noctuidae)


135. Agrotis clavis (Noctuidae)


136. Diachrysia chrysitis (Noctuidae)
Esta polilla de indudable belleza tiene un periodo de vuelo bastante amplio que se extiende desde mayo hasta octubre. Sus orugas son polífagas y se alimentan de un amplio repertorio de plantas herbáceas.


137. Anaplectoides prasina (Noctuidae)


138. Ochropleura plecta (Noctuidae)


139. Polia nebulosa (Noctuidae)


140. Hoplodrina respersa (Noctuidae)


141. Epirrhoe alternata (Geometridae)
Periodo de vuelo bastante amplio que se extiende de mayo a septiembre. Como larva se alimenta de Galium.


142. Rhodostrophia vibicaria (Geometridae)


143. Pachycnemia hippocastanaria (Geometridae)
Los adultos presentan una generación primaveral y otra veraniega. A pesar de que su nombre hace referencia al castaño de indias, sus orugas se alimentan de brezos de los géneros Calluna y Erica.


144. Cnaemidophorus rhododactyla (Pterophoridae)


145. Catoptria pinella (Crambidae)


146. Yponomeuta evonymella (Yponomeutidae)


Y hasta aquí por hoy...
¡Gracias por seguir el blog!