domingo, 29 de septiembre de 2013

Noches mágicas

El Parque de la Vaca acoge a diferentes joyas animales, y cada vez son más, como los mochuelos y los tritones palmeados que este año se han unido al "vecindario". Sin embargo hay tres especies que tienen un valor especial para mí, pues hacen que las noches de verano por el parque sean eso, mágicas.

Sapo partero común

Comienzo con el sapo partero. Siempre han estado en el parque, pero ésta es ya su segunda temporada de cría desde que se les construyó la charca para anfibios, con lo que ahora les va mejor que nunca en cuanto a éxito reproductor, gozando de la compañía de tritones palmeados y la protección de la vegetación palustre que poco a poco ha ido creciendo.

Charca para anfibios

Es la especie que más se deja notar, inundando a coro el aire nocturno con sus cantos semejantes al de los autillos. Cuesta encontrarlos entre la hierba, pero una vez que salen al camino resulta sencillo avistar varios.



Sapos parteros comunes

Otra de las tres especies es el erizo. A diferencia del sapo partero, el erizo europeo no ha sido objeto de ningún proyecto para su conservación, aunque las zonas de césped que se están dejando sin segar para favorecer a las aves insectívoras también ayudarán al más lento de nuestros mamíferos, tanto para hallar alimento como para ocultarse entre la hierba alta.



Erizos europeos

Y por último, cómo no, tenía que poner a mis queridos autillos, uno de los protagonistas de este blog. Los censos del año 2009 arrojaron la existencia de dos territorios en el parque, pero desde que se han ido instalando cajas nido destinadas para la especie el número de parejas se ha multiplicado por tres.



Autillos europeos

Como ocurre en la mayor parte de las rapaces, la hembra de autillo es la que incuba mientras el macho se encarga de cazar para ella.


Autillos europeos

Las presas que he podido observar han sido muy variadas, siendo siempre grandes insectos: polillas, grillos, escarabajos, saltamontes, insectos palo, mantis religiosas... pero este año he podido presenciar cómo el macho llegó para cebar a la hembra con una musaraña. ¡La primera vez que les veo con un micromamífero! El testimonio queda recogido en el vídeo.

Autillo europeo con una musaraña sp.

Una vez que los huevos eclosionan y ambos progenitores se unen al aporte de presas, los pollos crecen rápidamente. En la imagen salen cuatro pollos ya bastante avanzados, fotografiados durante una revisión de las cajas nido.

Pollos de autillo en caja-nido

El nido lo abandonan antes de saber volar, trepando por el tronco y dispersándose por las ramas del árbol en que nacieron. Esto unido a que emiten continuamente un chasquido ronco (la voz de contacto de los volantones) hace que sean fácilmente localizables, tanto por sus padres como por mí, jeje.

Volantón de autillo europeo



Y hasta aquí la entrada de hoy. Espero que os haya gustado...

16 comentarios:

  1. Quién tuviera un parque así al lado de casa... ¡Simpatiquísimos tus amigos, Alberto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas veces tenemos parques así junto a casa y no lo sabemos. ¡Hay que aventurarse por la noche!
      Saludos

      Eliminar
  2. Wonderfull post en fotografias, felicitades, buon artilkel.

    ResponderEliminar
  3. Me alegra que la charca y las cajas tengan fruto, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo ha dado su fruto, sí que es una alegría.
      Saludos

      Eliminar
  4. Me encanta poder haber visto ya las especies emblemáticas en persona. Los sapos han salido chulísimos.
    Pero me quedo con lo mejor, con lo bien llevado que está ese parque, pensando en esos pequeños habitantes que nos alegran como vecinos especiales.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, jaja, este año tuviste más suerte con los erizos que el anterior.
      En sus orígenes el parque debía estar genial, con alcaudones dorsirrojos y todo según me han dicho, pero de todas formas ahora sigue estando razonable, como ya has podido comprobar, muy bien llevado tal y como dices.
      Saludos

      Eliminar
  5. Me ha gustado mucho esta entrada variada de bichos Los sapos de diez. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que las fotos de los sapos están triunfando, jaja.
      Saludos

      Eliminar
  6. Preciosa entrada, por fotos e historia.<gracias a ti y gente con cultura natural es posible tener bonitos parque con vida!!
    Saludos camperos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Haritz. Tú también puedes incluirte entre esa gente.
      Saludos

      Eliminar
  7. Digo lo mismo, que me ha encantado ver y leer esta entrada. Muy simpática la última de los sapos y ese polluelo de autillo en la rama.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Chelo. Si quieres conocer el parque algún día ya sabes que yo te lo enseño sin problemas.
      Saludos

      Eliminar
  8. Hola Alberto de nuevo por aqui, sigues en tu linea de unas publicaciones chulisimas, como dicen por aqui arriba, suerte de tener un sitio asi cerca de casa.
    saludos.
    Lolo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu seguro que también tienes algún sitio así o mejor junto a tu casa, pero hasta que no vas por la noche no te das cuenta de su potencial. Así me pasó a mi.
      Saludos

      Eliminar