martes, 14 de febrero de 2017

Mañana productiva en el oleoducto

En una entrada reciente ya hice referencia al potencial que tenía la zona del oleoducto de Elechas como punto de observación, y el domingo fuimos Javi y yo para verificar esta teoría. La idea era recorrer también otros puntos de la bahía, pero estuvimos tan entretenidos que acabamos echando aquí toda la mañana.

Oleoducto de Elechas

Los primeros que vimos fueron los negrones especulados, tres ejemplares, y uno de ellos un precioso macho adulto. Los pobres sufrían el acoso constante de las gaviotas que intentaban robarles los cangrejos que pescaban, hasta tal punto de hacerlos volar y perseguirlos en vuelo durante varios minutos.

Negrones especulados (Melanitta fusca), acosados por gaviotas

Las serretas medianas también se dejaron ver, y bastante bien además.
Hasta ahora, en lo que llevábamos de invierno sólo se habían dejado observar de forma muy lejana desde la Ensenada de San Bartolomé, pero la perspectiva de este nuevo enclave es realmente privilegiada. Este trío de bonitas anátidas tampoco se libró de las gaviotas y sus insistentes acometidas.










Serretas medianas (Mergus serrator)

Serretas medianas (Mergus serrator) pescando (VÍDEO)

En la rasa intermareal formada bajo el oleoducto contamos ni más ni menos que 7 gaviotas canas, y dos de ellas adultas. Junto a ellas se movían muchas otras aves que amenizaron igualmente la mañana...

Gaviota cana (Larus canus), adulta


Gaviotas canas (Larus canus)

Gaviota patiamarilla (Larus machahellis)

Espátula común (Platalea leucorodia)

Zarapito real (Numenius arquata)

Cisne vulgar (Cygnus olor)

Barnaclas carinegras (Branta bernicla)

Más tarde, mirando hacia Raos, relocalizamos a los negrones especulados. Junto a ellos nadaba un espectacular grupo de cerca de 40 zampullines cuellinegros, entre los cuales detectamos ni más ni menos que 6 zampullines cuellirrojos.


Negrones especulados (Melanitta fusca)



Zampullines cuellirrojos (Podiceps auritus)

No nos olvidemos de los colimbos, siempre presentes...

Colimbo grande (Gavia immer)

Y para terminar os dejaré unos vuelos de los negrones especulados, unos animales que ya habréis notado que me gustan muchísimo.






Negrones especulados (Melanitta fusca)

Y hasta aquí por hoy...
¡Espero que os haya gustado!


lunes, 6 de febrero de 2017

FOTOTRAMPEO otoñal en Riaño

Ayer finalmente recogí la cámara de fototrampeo que tenía puesta en Riaño desde septiembre. El lugar donde la situé es un hayedo de la zona que escogí precisamente por su lejanía y por su complicado acceso, con ausencia absoluta de senderos y presencia humana, pero intuitivo en cuanto a zonas de paso.



En cuanto a carnívoros los zorros hicieron acto de presencia en múltiples ocasiones, todo lo contrario a lo que sucede con otro de los grandes representantes de estos bosques, la marta, que sólo aparece una vez.

Zorros (Vulpes vulpes)

Marta común (Martes martes)

Los dos cérvidos de la zona, tanto el ciervo como el corzo, parecen ser los mamíferos predominantes del lugar, a juzgar por su alto número de apariciones. En los vídeos solo he recogido una pequeña muestra de ello.

Ciervos (Cervus elaphus)

Corzos (Capreolus capreolus)

En contraparte a animales de semejante talla también ha sido captado por la cámara otro más menudo, un pequeño ratón de campo.

Ratón de campo (Apodemus sylvaticus)

Es curioso que en esta entrada tan marcada por el pelo sea precisamente un ave lo más interesante de ella (al menos para mí): Una becada, toda una sorpresa.

Becada (Scolopax rusticola)

Y lo relativo al fototrampeo llega hasta aquí. Lo que muestro a continuación son otros mamíferos avistados en la zona pero de forma directa, como esta simpática comadreja que correteaba en el mismo hayedo donde instalé la cámara.

Comadreja (Mustela nivalis)

Ver cabras montesas aquí es casi una hazaña, pero a base de intentarlo acaba dejándose ver alguna. Eso sí, sigo sin tener suerte con los grandes machos.


Cabras montesas (Capra pyrenaica)

Con las primeras nieves que cayeron en otoño subí algún que otro pico con mis amigos, donde los rebecos son una de esas especies que no suelen fallar.

Rebecos cantábricos (Rupicapra pyrenaica parva)

Y para terminar, todo un clásico de la montaña oriental leonesa: el gato montés, un animal enigmático que ha hecho de Riaño su paraíso particular.







Gato montés (Felis silvestris)

Y hasta aquí por hoy...
¡Espero que os haya gustado!


martes, 31 de enero de 2017

¡Sexto aniversario!

Después de 6 años al fin tengo la sensación de realmente llevar mucho tiempo con el blog, y si es así es gracias a todos los seguidores, a quienes no tengo palabras para expresaros mi gratitud. Como dato adicional este último mes ha sido el más visitado de la historia del blog, de modo que aprovecho también para daros las gracias por ello. No tengo ni idea de cuantos años le quedarán al blog, pero desde luego su final no es algo que me haya planteado de momento...
¡Seguiremos por aquí! ¡Saludos a todos y nos vemos pajareando!

"Pajareando por Cantabria" cumple seis años con 324 entradas, 193 seguidores y casi 191 000 visitas


domingo, 29 de enero de 2017

¡Espectáculo de gansos en Boada!

El sábado Jose Alberto, Iker, Martín y un servidor partimos hacia las lagunas de La Nava y Boada, en Palencia, donde los gansos son los grandes protagonistas.
Comenzamos revisando toda la serie de campos en los que suelen alimentarse por las mañanas antes de entrar a La Nava. Para nuestra sorpresa, salvo por un pequeño grupo, no encontramos a penas ejemplares.


Ánsares comunes (Anser anser)

Nuestra única opción se reducía ahora a esperarlos a que llegasen a La Nava, algo que habitualmente suelen hacer entre las 11:00 y las 12:00, aunque en esta ocasión no se dejaron ver los primeros hasta bien pasadas las 13:00.
Aun así, la cantidad de gansos seguía siendo bajísima...




Ánsares comunes (Anser anser)

Tras el nefasto transcurso de la jornada barajamos diferentes "planes B", entre ellos acercarnos a la Laguna de Boada, y a pesar de habernos avisado de que no se había visto nada estos últimos días fuimos hasta allí de todos modos.


Observatorio de Boada

La laguna se encontraba prácticamente seca, conservándose únicamente una estrecha lámina de agua en la margen izquierda, y en la que apenas encontramos cuatro anátidas. Nos dispusimos a comer el bocadillo metidos en el observatorio, y para cuando volvimos a mirar (y sin darnos cuenta) la laguna se había llenado de cientos de ánsares... ¡Y todavía seguían llegando más!



Ánsares comunes (Anser anser)

Los números no eran desorbitados, pero sí el porcentaje de especies raras.
En primer lugar 26 barnaclas cariblancas, con 3 ánsares indios asociados.

Barnaclas cariblancas (Branta leucopsis) y Ánsares indios (Anser indicus)


Barnaclas cariblancas (Branta leucopsis)

Ánsares indios (Anser indicus)

Otros grandes destacados fueron los ánsares caretos grandes, con 22 ejemplares. Una cifra francamente buena...



Ánsares caretos grandes (Anser albifrons)

Y para terminar una especie nueva para mí y a la que tenía muchas y
especiales ganas: El ánsar campestre (1 ejemplar).


Ánsar campestre (Anser fabalis)

A última hora del día los gansos levantaron abandonando la zona, y nosotros hicimos lo propio, ellos dirección a La Nava y nosotros de vuelta a León.
Y así es cómo un día que comenzaba gris pasó a convertirse en una jornada de las buenas, al menos para mí. ¡Espero que os haya gustado!


Salida de gansos en Boada...