domingo, 9 de julio de 2017

Un caluroso día en Campóo

Hace poco llevé a NayibJavi a pasar el día por el interior cántabro, siendo varios los objetivos en mente, la mayoría bimbos para ellos.

Alimoche (Neophron percnopterus)

Comenzamos a primera hora del día buscando al picamaderos negro, labor en la que no tuvimos éxito, aunque lo compensamos con unos verderones serranos, varias ranas bermejas y un par de preciosas salamandras.

Salamandra común (Salamandra salamandra)

Al mediodía subimos hasta las altas cotas de Alto Campóo, donde dedicamos mucho esfuerzo en buscar al gorrión alpino, especie con la que también fracasamos. Por suerte la zona tiene otras cosas con las que entretenernos.


Siempreviva cantábrica (Sempervivum vicentei cantabricum)

Collalba gris (Oenanthe oenanthe)

Bisbita alpino (Anthus spinoletta)


Tritón palmeado (Lissotriton helveticus), macho

Tritón alpino (Ichthyosaura alpestris), macho

Al final las altas temperaturas de las horas centrales del día acabaron echándonos de allí, y una vez abajo de nuevo hice una parada técnica para buscar dos mariposas muy especiales. Siguiendo con nuestra "exitosa" tendencia no hubo suerte ni con una ni con la otra, aunque el repertorio de especies vistas fue bien amplio, destacando sobre todas ellas la conocida vulgarmente como Sortijitas.

Sortijitas (Aphantopus hyperantus)

Manto de oro (Lycaena virgaureae)

Perlada castaña (Boloria selene)

Por la tarde seguía haciendo demasiado calor, resultando imposible ver un sólo pájaro en campo abierto. Es por ello que nos fuimos hasta una fresneda cerca de Reinosa en la que yo sabía que podríamos ver picos medianos.

Arrendajo (Garrulus glandarius)

Agateador común (Certhia brachydactyla)

Los picos medianos no nos hicieron esperar, y desde que llegamos hasta que nos fuimos pudimos deleitarnos con la presencia de este confiadísimo ejemplar.




Picos medianos (Leiopicus medius)

De allí tomamos rumbo de nuevo a la costa, donde buscando luciones dimos con un par de eslizones tridáctilos, dando así por terminada la jornada.

Y esto es todo por hoy...
¡Espero que os haya gustado!


domingo, 2 de julio de 2017

Un comienzo de julio de lo más invernal...

Mi regreso a Santander ha coincidido con la llegada de una galerna que durante varios días ha azotado la costa cantábrica. Es por ello que ha tocado volver ponerse el abrigo de invierno, además de soportar la lluvia y los vientos huracanados de componente noroeste que poco han dejado hacer.
Sin embargo todo tiene su lado bueno. En este caso lo son las aves pelágicas, no muy agradecidas en verano, excepto en ocasiones especiales como ésta.

Cabo Mayor

Aprovechando todo ésto, además de que con esta meteorología no hay posibilidad de hacer mucho más, hace un par de días me acerqué con Javier Hernández a Cabo Mayor. No pudimos aprovechar demasiado el tiempo, pero aun así se dejó ver alguna que otra pardela y sobre todo muchísimos alcatraces.
La mayoría de ellos pasaron bastante cerca, y algunos muy altos, incluso a la altura del borde del acantilado. En cuanto a las edades, no vimos ni un adulto.









Alcatraces atlánticos (Morus bassanus)

Alcatraces atlánticos (Morus bassanus), VÍDEO

Por la tarde nos acercamos a Santoña. Al frío y el viento se unieron los charranes patinegros y otras especies típicas del estuario, respirándose una atmósfera más propia del mes de enero que de julio. El único punto veraniego de la jornada corrió a cargo de un grupito de charranes comunes.

Estuario del Asón

Charrán patinegro (Thalasseus sandvicensis)


Charranes comunes (Sterna hirundo)

Y por si el panorama no parecía lo suficientemente invernal, nos topamos con este joven macho de eider que parece negarse a abandonarnos.




Eider común (Somateria mollissima), macho joven

Y por supuesto... alcatraces. Las precarias condiciones de mar abierto les ha forzado a refugiarse en los estuarios, llegando a hacer picados en los propios embarcaderos como si de charranes gigantescos se tratasen.
Los ejemplares de las fotos están sacados en el puerto de Santoña.








Alcatraces atlánticos (Morus bassanus)

Alcatraces atlánticos (Morus bassanus), VÍDEO

Ahora parece que finalmente ha regresado el buen tiempo, por lo que se abre la veda para exprimir al máximo el verano. Ya os iré contando...

¡Nos vemos pronto!