domingo, 24 de junio de 2012

Salida con SEO/BirdLife al Monte Candina

En esta ocasión, socios de SEO Cantabria y SEO Castro nos reunimos en la montaña oriental cántabra para realizar la travesía a través del Monte Candina, reconocido mundialmente por albergar una de las poquísimas buitreras costeras del mundo (la única en España).

Dunas de Sonabia

Comenzamos en las dunas de Sonabia, donde mientras unos hacían un pequeño inventario de especies vegetales invasoras otros localizaban un ejemplar de víbora de seoane. No hay ríos por la zona, por lo que el agua que mana de un pequeño manantial (de gran calidad al estar filtrada por un terreno de caliza y arena) lo convierte en un lugar concurrido para los pajarillos de la zona.

Verdecillo

Comenzamos pues a realizar el ascenso, dejando las paredes calizas a mano izquierda y el mar Cantábrico a mano derecha. Rápidamente comenzamos a ver los primeros buitres y alimoches de la jornada.


Buitres leonados

La subida merece la pena, pues las vistas son impresionantes. Como podéis observar, la montaña llega hasta la misma orilla del mar.


Como de costumbre, una orquídea se llevó el premio a la flor por excelencia de la jornada. En este caso la orquídea apífera.

Orquídea apífera

A medida que se ascendía íbamos viendo cada vez más buitres.

Buitre leonado

En una de las plumas de buitre que recogimos encontré un ácaro de terciopelo. Este diminuto artrópodo es un parásito (inofensivo para el huésped) que utiliza a las aves como medio de transporte para moverse de un lado a otro.

Ácaro de terciopelo

Ya en la cumbre hicimos una parada larga para deleitarnos con la cercana presencia de los buitres y las gaviotas.


Buitre leonado

El ganado está presente en toda la zona, beneficiando tanto al ecosistema en general como a los buitres en particular.



El Paso del Francés es un impresionante acantilado de más de 250 metros de caída, donde se localiza una gran parte de los nidos de la buitrera. Como ya he dicho al principio, este tipo de localizaciones de buitreras son escasísimas en el mundo, y la principal causa de muerte en los pollos es el ahogamiento.

Paso del Francés

Las corrientes térmicas ascendentes sólo surgen sobre tierra, por lo que volar sobre el mar supone un esfuerzo extra. Por ello, en cuanto empiezan a soplar las brisas laminares todos suelen levantar el vuelo para aprovecharlas.




Buitres leonados

En este particular entorno son las gaviotas las que han adoptado el papel de "vecinas tocapelotas", y el acoso que ejercen sobre los buitres es casi continuo.

Buitre leonado acosado por una gaviota patiamarilla

A las gaviotas se unen de vez en cuando los cuervos.

Cuervo común

Las agilísimas chovas piquirrojas e incluso alguna piquigualda estuvieron presentes durante la mayor parte del recorrido.

Chova piquirroja

Pero sin duda las estrellas de la jornada fueron los alimoches (la distancia era muuy grande y las fotos no han podido quedar mejor).


Alimoche

Un par de buitres posaron para nosotros al borde del acantilado.

Buitres leonados

Nos dispusimos a bajar de nuevo por un terreno igualmente espectacular.


El último trayecto lo realizamos a través de uno de los también relativamente escasos encinares cantábricos. Aquí localizamos a la mayor parte de los paseriformes de la jornada (destacando a la curruca cabecinegra) y alguna que otra especie micológica, como el boletus de Satanás (Boletus satanas).


También encontramos varios cadáveres de ganado, una muestra de lo bien que les va a los buitres por esta zona.

Restos de una oveja

Creo que esto es una Zygaena trifolii, especie abundante en la zona.

Zygaena trifolii

Acabamos la salida con la observación de un nido de alimoches, pero obviamente no voy a poner fotos. En su lugar dejo una del Monte Candina.

Monte Candina

7 comentarios:

  1. ¡El alimoche de la primera foto parece un alcatraz! Esto lo tengo que ver en persona, me gustan los buitres más que a un tonto un lápiz...
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Quando vamos de passeio, é bom que podemos ver de tudo um pouco... que lindas imagens...
    Beijo carinhoso.

    ResponderEliminar
  3. Me uno a Carlos, ya que yo también soy un apasionados de los buitres. Además nunca había visto imágenes de estos sobre la mar. Impresionantes también las de los alimoches.
    Un saludo Alberto.

    ResponderEliminar
  4. Bonito paseo, bonita entrada, que pena no poder ver una foto de la Víbora de seoane, saludos.

    ResponderEliminar
  5. menuda salida mas fructífera
    preciosas capturas de los buitres en vuelo
    saludos

    ResponderEliminar
  6. Curiosísimas y poco vistas las fotos de los buitres con el mar como fondo al igual que esas encinas. La orquidea es una pasada como debió ser esa salida campera.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  7. Hola Alberto, menuda paliza sube que te sube, al igual que los amigos anteriores me gustan los leonados y los alimoches con el mar como fondo.
    Saludos, Lolo

    ResponderEliminar