martes, 22 de diciembre de 2015

Empacho de rebecos en los Mampodres

Hace una semana dos amigos y yo nos propusimos ascender a algunas de las cimas más emblemáticas del Macizo de los Mampodres.
De camino allí, al alba y desde el coche, nos topamos con un par de zorros y varios corzos, además de una liebre de piornal que no se dejó fotografiar.

Zorro rojo

Corzo

Pero sin duda lo más llamativo fueron los numerosos grupos de rebecos cantábricos que se alimentaban en la parte baja de los valles.


Rebecos cantábricos

Llegamos a Maraña, pueblo desde el que empezamos a andar, y al poco de alcanzar los primeros collados nos cruzamos con unos cuantos rebecos más. Varias de las hembras iban acompañadas por las crías de este año.



Rebecos cantábricos

Rebecos cantábricos

Proseguimos nuestro camino llegando así al circo glaciar de los Mampodres, un sitio que más que sobrecogedor es espectacular.

Los Mampodres



Aquí pusimos a la fuga a otro grupo de rebecos, dejando atrás a una de las crías del año. Ésta estuvo dando vueltas y mirándonos, hasta que su madre y otra hembra regresaron a por él (obviamente les dimos espacio para ello).


Rebecos cantábricos

Todo había sido muy bonito y entretenido, pero ahora tocaba subir de verdad y empezar a sufrir un poco. En esta época la mayor parte del circo permanece a la sombra todo el día, por lo que tanto la hierba como las rocas se encuentran congelados de forma permanente, lo que le añade un plus de dificultad.


Buitre leonado


Picos de Europa



Alcanzamos la cima del Pico Mediodía (2179 msnm), nuestro objetivo principal, superando antes una arista bastante complicada de la cual no tengo fotos. Desde nuestra posición además de los Picos de Europa también alcanzábamos a ver otras cumbres bien conocidas, tales como el Espigüete o Peña Prieta.

En la cima del Pico Mediodía (2179m)

Espigüete

Peña Prieta

Nos hubiese gustado hacer la circular de los Mampodres para recorrer todas sus cimas, pero ahora en diciembre por desgracia los días no dan para más. Elegimos el Mediodía por parecernos el más llamativo, y por que la cima del Pico Valjarto (2039 msnm) nos pillaba de camino durante la bajada.


Cima del Pico Valjarto (2039m)

Fueron pocos los pájaros que se dejaron ver aquel día, siendo los acentores alpinos de los más guapos del lugar.


Acentores alpinos


Y por si habíamos tenido pocos rebecos todavía nos encontramos con más. Al final de la jornada acabamos contando ni más ni menos que 42 ejemplares.



Rebecos cantábricos

En el camino de vuelta le hicimos una visita a la Laguna de Mampodre, en el centro del circo, la cual se encontraba completamente congelada. De hecho la capa de hielo era tan gruesa que soportaba nuestro peso encima.

Laguna de Mampodre

Los Mampodres

Y hasta aquí todo.
¡Espero que os haya gustado!


4 comentarios:

  1. Sí, me ha encantado; preciosas vistas y buenos encuentros.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Chelo, y felices fiestas para ti y los tuyos!
      Saludos

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias Gonzalo, la verdad es que pocas veces se les tiene tan cerca.
      Saludos

      Eliminar