jueves, 1 de agosto de 2013

Un pinar de los buenos...

Ya terminados mis días por Salamanca, Miguel se vino conmigo a Santander para intentar ver algunas especies típicamente norteñas y otras que se nos quedaron pendientes de ocasiones anteriores. Uno de los días estuvimos en un pinar a gran altitud donde habitan los verderones serranos.


Nada más empezar a caminar nos sorprendió uno de los objetivos que Miguel venía buscando, el más raro de todos ellos, el picamaderos negro. Siempre se le asocia a hayedos y robledales, por lo que no esperábamos encontrárnoslo aquí. Estuvo un rato dando vueltas a nuestro alrededor hasta que finalmente se alejó volando. ¡Ojalá empezasen así de bien todas las jornadas!


Picamaderos negro

Continuamos nuestro camino por uno de los senderos, detectando bisbitas arbóreos y camachuelos alimentándose junto al camino.

Bisbita arbóreo y camachuelo (joven)

Finalmente llegamos al límite superior del bosque, donde logramos observar un verderón serrano, aunque bastante mal. Las chovas piquirrojas eran abundantes, y varios bisbitas alpinos cantaban desde los postes a coro con las alondras.

Chovas piquirrojas

Bisbita alpino

Para terminar miramos en unos pilones en busca de dos de los tritones cántabros que Miguel venía buscando. Primero pillamos al palmeado y después al alpino.

Tritón palmeado

Tritón alpino

Días después regresé con Carlos Rossi a la zona y nos topamos con otro anfibio de los guapos, unas salamandras escondidas bajo unos troncos.



Salamandra común

Volvimos a ver al picamaderos negro, en esta ocasión tres ejemplares, pero no quisieron saber nada de fotos. En su defecto los verderones serranos se portaron muy bien, bajando al suelo en numerosas ocasiones para alimentarse.






Verderones serranos

Y hasta aquí la entrada correspondiente a este privilegiado lugar. Tendré que seguir explorando la zona porque tiene muchísimo potencial. 

10 comentarios:

  1. Menuda suerte, tanto por los verderones serranos como por los pitos negros. Espero que permanezcan allí durante mucho tiempo sin molestia alguna.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también espero que eso se mantenga así por mucho tiempo, por eso me he ahorrado las indicaciones del lugar.
      Saludos

      Eliminar
  2. Que buen anfitrion!!
    ese negro de empezar que pasada...
    Saludos camperos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, a mí me hizo mucha ilusión lo del pito negro, aunque a mis acompañantes más por ser bimbo para ellos.
      Saludos

      Eliminar
  3. Guapos los serranos, los pitos negros llegar y besar el santo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son dos especies de lo más chulo y de lo más raro, así que la satisfacción es doble al toparse con ellas.
      Saludos

      Eliminar
  4. ¡Y tan bueno que es el pinar! Cuatro especies nuevas que vi esa mañana...
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cuanto a los dos pajaritos no te quejarás ¿eh? Además de nuevas para tí, son de lo más difícil de encontrar. Me alegro de que te gustase el sitio.
      Saludos

      Eliminar
  5. Preciosas las fotos de los pitos negros felicidades por el avistamiento.
    Salu2
    Javi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Javi, fue una pasada poder verlos tan bien.
      Saludos

      Eliminar