viernes, 24 de febrero de 2012

Futuro incierto...

El día 20 mi padre recogió un joven arao que había quedado orillado en Raos.

Arao común

El ave, que curiosamente estaba anillada en España, fue enviada al Centro de Recuperación de Cabárceno. Al día siguiente llamó al centro para que le informasen sobre él.

Arao común

Código de anilla: 6189469

Resulta que el arao, que se encontraba desnutrido, llegó hace un par de semanas al mismo centro tras habérselo encontrado orillado en Somo. Lo alimentaron a base de papilla de pescado hasta que ganó peso, lo anillaron y fue liberado en el mismo lugar tres días antes de que se le encontrase orillado de nuevo en Raos.

Arao común

Este anterior contacto con el hombre explica el comportamiento atípico que mostraba, siguiéndote por donde ibas como esperando ser alimentado.

Arao común

Lo liberaron con 600gr de peso, y al llegar de nuevo a Cabárceno pesaba unos 450gr, por lo que en estos tres días no debe haber comido nada.

Arao común

Ahora le alimentarán de nuevo hasta que recupere su peso y lo volverán a soltar, seguramente en Raos; esperemos que tras ésta segunda puesta en libertad consiga pescar algo, pues seguramente la próxima vez no tenga la suerte de que alguien lo encuentre...

Arao común

He aquí un vídeo del ejemplar.


Arao común

En éstos casos, lo mejor y más rápido es llamar a los de Montes (en Cantabria el número de teléfono es 942 20 75 96) quienes se encargarán de recoger al espécimen y llevarlo al centro de recuperación más cercano.

9 comentarios:

  1. -Qué bonito es visto de cerca el arao.

    -Y a ver si se da cuenta de que no siempre va a haber alguien que esté ahí con la comida...si no le va a ir muy mal en la vida.

    Y a ver si se recupera.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Esperemos que esta vez lo logre el pobre
    menos mal que se encontró con tu padre que si no se hubiera muerto
    precioso reportaje del arao las fotos inmejorables
    espero que la próxima entrada de el sea que esta genial y se alimenta por si solo
    saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola Alberto, un reportaje muy interesante de este Arao. Me alegra que se rescatara y espero siga adelante. Un blog muy chulo, enhorabuena y saludos

    ResponderEliminar
  4. Muy buena labor, como dices incierto futuro.....
    Es una pasada como me recuerda alos pinguinos, creo que no lo habia visto en suelo nunca!
    Saludos camperos.

    ResponderEliminar
  5. Es una pena que no nos demos cuenta que troquelar a una especie significa que luego dependa por completo del ser humano. Alberto, buen testimonio.

    ResponderEliminar
  6. Gran reportaje, y esperemos que con final feliz. Tu ya hiciste todo lo que podías.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. buena actuación, se agradece que demos publicidad a los centros de recuperación de animales salvajes, de esa manera podrán salvarse muchos ejemplares, buen trabajo, saludddddddd

    ResponderEliminar
  8. Hola
    que raro se ahce verlo fuera del agua, pero que guapo es...
    Menuda suerte que ha tenido!!!
    Esperemos que en esta nueva ocasión consiga sobrevivir.

    un saludo

    ResponderEliminar
  9. Precioso reportaje. Está ya demostrado que cualquier animal que sea alimentado, mimado por el humano pierde el miedo y se acerca. Los Zorros, tan,tan perseguidos, son el mejor ejemplo.No nos gusta lógicamente que pierdan su carácter salvaje, su autenticidad, pero ¿que hacer en un caso como este? ¿no alimentarle y dejarle morir por aquello de que la naturaleza siga su curso?...yo no tendría valor.
    Saludos

    ResponderEliminar