jueves, 10 de mayo de 2018

Tesoros diurnos y nocturnos de la ciudad de León

He tenido el blog muy parado estos últimos días, pero al fin lo retomo con material "calentito" llegado desde la misma capital leonesa.
Esta entrada no será más que un recopilatorio de la fauna urbana de León, separando claramente su faceta diurna de su más desconocida faceta nocturna.
Comenzaré saliéndome un poco a la periferia de la ciudad, concretamente al entorno de La Candamia, donde lo más interesante de estos días fueron una víbora de Seoane y un búho chico que vi en compañía de mi amigo Javier Dopico.

Mochuelo europeo (Athene noctua)

Pico picapinos (Dendrocopos major)

Lagarto ocelado (Timon lepidus)

Víbora de Seoane (Vipera seoanei)

Búho chico (Asio otus)

Ya de pleno en la ciudad son dos los enclaves que destacan por estas fechas. El primero es el Paseo del Parque, donde actualmente se localiza la única colonia de grajas de la ciudad, y que por fortuna me pilla al lado de casa...

Paseo del Parque

Grajas (Corvus frugilegus)

Este miércoles me llamó Cristian Osorio para que acudiese al puente de San Marcos, ya que acababa de localizar junto con Daniel Sanz un ejemplar de 2cy de gaviota cabecinegra. Un sitio cuanto menos atípico para ella, pero al llegar pude corroborar que así era, documentándolo gráficamente. Otro dato interesante de la observación es que estuvo todo el rato dando caza a insectos en pleno vuelo, empleando una técnica que perfectamente podría recordar a una gaviota enana. Ésta supone la 4ª cita histórica de la especie para la provincia.

Puente de San Marcos

Gaviota cabecinegra (Ichthyaetus melanocephalus) de 2cy

Y casualmente es el puente de San Marcos el otro lugar de interés al que hacía referencia antes, encontrándonos la mayor colonia de martinetes de todo León. Ya he hablado de ella más veces en este blog, de modo que para los lectores habituales no supondrá ninguna novedad...


Garcillas bueyeras (Bubulcus ibis)

Martinetes comunes (Nycticorax nycticorax)

Cuando por fin cae la noche las preferencias cambian radicalmente, aunque cierto es que podemos seguir viendo a los martinetes patrullando el río (y con suerte alguna nutria o visón, independientemente de la "suerte" que suponga contar con visones americanos entre nosotros).

La Luna

Entre los murciélagos son cinco las especies que he podido anotarme en mis paseos nocturnos con el detector heterodino de ultrasonidos: Murciélago enano (Pipistrellus pipistrellus), Murciélago de borde claro (Pipistrellus kuhlii), Murciélago de Cabrera (Pipistrellus pygmaeus), Murciélago hortelano (Eptesicus serotinus) y Murciélago rabudo (Tadarida teniotis).
En una de las ocasiones tuve la suerte de toparme de camino a casa con un ejemplar de la primera especie aferrado a la fachada de un edificio.

Murciélago enano (Pipistrellus pipistrellus)

El estanque artificial de un conocido paseo de la ciudad resultó ser un hervidero de vida la noche que lo visité, siendo en esta ocasión Sergio Suárez, Javier Pi y Jaime Sedano los componentes de la cuadrilla acompañante. La herpetofauna fue la que se llevó todo el protagonismo, encontrando incluso a los tritones jaspeados en pleno celo cuando las fechas habituales para ello aquí son en febrero.

Rana común (Pelophylax perezi)

Tritones jaspeados (Triturus marmoratus)

Gambusia (Gambusia holbrooki)

Culebra viperina (Natrix maura)

También nos cruzamos con este sapo partero, anfibio relativamente fácil de escuchar en las proximidades del río pero muy complicado de llegar a ver. 

Sapo partero común (Alytes obstetricans)

Pero todos éstos no dejan de ser entremeses de los que disfrutamos de manera colateral mientras buscábamos a los primeros autillos de la temporada. Noche tras noche he podido mejorar los resultados, siendo éstas las primeras imágenes de la especie que he conseguido tomar en León en mis cinco años de estancia.

Autillos europeos (Otus scops)

Autillos europeos (Otus scops), VÍDEO

Y nada más que contar por hoy...
¡Espero que os haya gustado!


9 comentarios:

  1. Muy buenos "entremeses" sobre todo disfruté con el búho chico y los martinetes, luego con los autillos...

    Y en días de luna llena ¿se observan distintos comportamientos en aves?
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Chelo... En aves no he notado nada, pero en mamíferos si es verdad que cuanto más nocturnos sean menos activos están con luna llena.
      Saludos

      Eliminar
  2. Que animales tan bonitos.¿Os acordáis que os comenté que tenía un nido de golondrinas en mi porche? Pues han vuelto a anidar están reconstruyendolo lo jejejejeje ¿Sabéis cuando nacerán los pollos? La mala noticia es que había en un árbol de mi jardín unos pichones de paloma torcaz pero se los ha comido una urraca que por aquí hay muchas. Y también hay gatos. Una pena pero es la ley de la naturaleza. Por suerte tengo las golondrinas para disfrutarlas otra vez. Donde están las golondrinas no pueden acceder ni gatos ni urracas esta en una esquina del porche

    ResponderEliminar
  3. Tengo esperanza de que las torcazas hagan una segunda nidada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Jorge. ¡Gracias por tus comentarios! Las golondrinas calcula que nacerán en torno a un mes después de que comiencen a incubar...
      Saludos

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Muchas gracias Germán! Yo creo que con empeño, de cualquier ciudad se puede sacar mucho material.
      Saludos

      Eliminar
  5. Como siempre una gran entrada Alberto, enhorabuena!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias José Alberto! Suerte tenemos de vivir en una ciudad con una fauna urbana tan variada...
      Saludos

      Eliminar