jueves, 23 de febrero de 2017

De gaviotas por Galicia...

El pasado sábado partí junto con Jose Alberto y Martín a Galicia, más concretamente a San Cibrao (Lugo) donde nuestro objetivo principal era la gaviota esquimal, la primera de su especie citada en España. 

Playa de San Cibrao

Aun así la variedad de gaviotas no desmerece, encontrándonos de primeras con un ejemplar de gavión hiperbóreo (aún no citado aquí este invierno).





Gavión hiperbóreo (Larus hyperboreus), 1w

Sus primos los gaviones atlánticos también se movían por allí.
Uno de ellos, el de la primera foto, estaba hecho todo un bicharraco...
De los más grandes que he visto, sinceramente.



Gaviones atlánticos (Larus marinus)

Otra nota interesante la puso esta gaviota cáspica de 1er invierno, que ante la duda estaba anillada (en Polonia para ser más exactos).






Gaviota cáspica (Larus cachinnans), 1w

También había buena representación de gaviotas argénteas, con ejemplares de diferentes edades, entre ellos este espectacular adulto.



Gaviota argéntea (Larus argentatus)

Todo esto no está nada mal, pero el objetivo del viaje seguía sin aparecer, y eso que nos habíamos pasado todo el día de un lado para otro buscándola en todos los sitios potenciales... Mientras tanto sacamos un bisbita costero, eso sí.



Colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros), hembra

Bisbita costero (Anthus petrosus)

A las 14:00 los ánimos estaban ya muy caídos, pero a pesar de todo decidimos aguantar... Nos dispusimos a comer el bocadillo, y para ello escogimos la ría que atraviesa el pueblo, donde descansaba una buena cantidad de gaviotas.

Jose Alberto buscando la Gaviota esquimal...

Andarríos chico (Actitis hypoleucos)

Gaviota cana (Larus canus)

Y entonces fue cuando, tras numerosos barridos de telescopio, la vimos frente a nosotros... ¡Al fin! ¡La gaviota esquimal!



Gaviota esquimal (Larus thayeri)

Al poco de localizarla todo el bando levantó el vuelo abandonando el lugar...


Por suerte volvimos a encontrarla, esta vez en la playa. Por desgracia la meteorología decidió que ya se había portado demasiado bien con nosotros y justo en ese momento comenzó a llover con ganas (algo que en las fotos no se aprecia, pero estuvimos viéndola malamente bajo un paraguas).







Gaviota esquimal (Larus thayeri)

Bajo estas condiciones conocimos finalmente en persona a Daniel Monteagudo, todo un placer. La gaviota por su parte se aburrió de vernos la cara y echó a volar de nuevo, esta vez no volviéndose a dejar ver.


Gaviota esquimal (Larus thayeri)

Con el objetivo cumplido y las horas de luz justas decidimos que había llegado la hora de volver a León, no sin antes hacer una parada técnica en la ría de Ribadeo, donde vimos la pareja de patos havelda que han escogido la ensenada de Insúa para pasar el invierno.

Ría de Ribadeo

Patos havelda (Clangula hyemalis)

Patos havelda (Clangula hyemalis) y Serreta mediana (Mergus serrator)

Esto es todo por hoy...
¡Espero que os haya gustado!

4 comentarios:

  1. Menuda sesión gaviotil, no se os pasó ni una, jejeje. Buen reportaje Alberto, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Germán, fue un día para recordar.
      Saludos

      Eliminar
  2. Gran entrada y fotos! sobretodo la de la cáspica en vuelo, tan dificil de obtener con nuestras cámaras.
    Fue un placer compartir contigo y con Martín esa jornada.

    Un Saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jose Alberto, por el comentario y por el pedazo de viaje... Estoy en deuda contigo ;)
      Un saludo

      Eliminar