domingo, 29 de enero de 2017

¡Espectáculo de gansos en Boada!

El sábado Jose Alberto, Iker, Martín y un servidor partimos hacia las lagunas de La Nava y Boada, en Palencia, donde los gansos son los grandes protagonistas.
Comenzamos revisando toda la serie de campos en los que suelen alimentarse por las mañanas antes de entrar a La Nava. Para nuestra sorpresa, salvo por un pequeño grupo, no encontramos a penas ejemplares.


Ánsares comunes (Anser anser)

Nuestra única opción se reducía ahora a esperarlos a que llegasen a La Nava, algo que habitualmente suelen hacer entre las 11:00 y las 12:00, aunque en esta ocasión no se dejaron ver los primeros hasta bien pasadas las 13:00.
Aun así, la cantidad de gansos seguía siendo bajísima...




Ánsares comunes (Anser anser)

Tras el nefasto transcurso de la jornada barajamos diferentes "planes B", entre ellos acercarnos a la Laguna de Boada, y a pesar de habernos avisado de que no se había visto nada estos últimos días fuimos hasta allí de todos modos.


Observatorio de Boada

La laguna se encontraba prácticamente seca, conservándose únicamente una estrecha lámina de agua en la margen izquierda, y en la que apenas encontramos cuatro anátidas. Nos dispusimos a comer el bocadillo metidos en el observatorio, y para cuando volvimos a mirar (y sin darnos cuenta) la laguna se había llenado de cientos de ánsares... ¡Y todavía seguían llegando más!



Ánsares comunes (Anser anser)

Los números no eran desorbitados, pero sí el porcentaje de especies raras.
En primer lugar 26 barnaclas cariblancas, con 3 ánsares indios asociados.

Barnaclas cariblancas (Branta leucopsis) y Ánsares indios (Anser indicus)


Barnaclas cariblancas (Branta leucopsis)

Ánsares indios (Anser indicus)

Otros grandes destacados fueron los ánsares caretos grandes, con 22 ejemplares. Una cifra francamente buena...



Ánsares caretos grandes (Anser albifrons)

Y para terminar una especie nueva para mí y a la que tenía muchas y
especiales ganas: El ánsar campestre (1 ejemplar).


Ánsar campestre (Anser fabalis)

A última hora del día los gansos levantaron abandonando la zona, y nosotros hicimos lo propio, ellos dirección a La Nava y nosotros de vuelta a León.
Y así es cómo un día que comenzaba gris pasó a convertirse en una jornada de las buenas, al menos para mí. ¡Espero que os haya gustado!


Salida de gansos en Boada...


4 comentarios:

  1. Muy guapo el campestre, yo solo le he visto una vez, en La Nava hace tres años. Que ilusión me hizo.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Normal, si es que mola mucho ese bicho...
      Saludos

      Eliminar
  2. Después de leer la crónica de Erni pasamos a conocer el grueso de ansares que decidió pasar un par de días en Boada variando su costumbre de entrar a dormir en la Laguna de la Nava.
    ¡Qué curiosas son las aves, nunca dejan de sorprendernos!
    Está claro que os proporcionaron una buena jornada de 'pajareo' castellano.
    ¡Enhorabuena por ese 'Campestre'! y un saludo de 'Ojolince y Sra.'

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto que una buena jornada, nos cundió muchísimo. Golpes de suerte...
      Saludos

      Eliminar