domingo, 7 de diciembre de 2014

Viaje a Tarifa (2/3)

La mañana de nuestro tercer día en Tarifa volvimos a dedicarla al paso de rapaces, y al amanecer ya estábamos plantados en el Observatorio de Algarrobo.

Observatorio de Algarrobo

En cuanto a variedad no se dio mal la cosa.
Milanos, abejeros, calzadas, culebreras... incluso una pescadora y varias cigüeñas negras se apuntaron a la fiesta.

Milano negro

Abejero europeo

Águila pescadora

Culebrera europea

Cigüeñas negras

Pero el colofón corrió a cuenta de una rapaz no migradora, un inmaduro de águila imperial que en un principio observamos en la lejanía y que poco a poco se fue acercando hasta que al final nos sobrevoló a tan solo 30 metros de distancia.




Águila imperial ibérica

Luego nos movimos hasta el Observatorio de Cazalla, donde el protagonismo se lo llevaron los alimoches y un bandazo de cigüeñas.

Observatorio de Cazalla


Alimoches


Cigüeñas blancas

Por la tarde nuevamente a Los Lances, a pasar el rato con las limícolas y las gaviotas del lugar (y si fuese posible, leer algunas anillas).



Ostreros euroasiáticos

Chorlitejos patinegros

Zarapito trinador

Correlimos tridáctilos y común



Gaviotas de Audouin

Más tarde nos fuimos en busca de los ibis eremitas, pero no los encontramos en su zona habitual de cría (pues ya hacía tiempo que los pollos volaron)
sino que al final dimos con ellos en el campo de golf de Montenmedio, alimentándose tranquilamente junto con las garcillas bueyeras.



Ibis eremitas

Y mientras yo me dedicaba exclusivamente a los ibis, Miguel y Cristian identificaban otra especie de libélula africana: la Orthetrum chrysostigma.

Orthetrum chrysostigma

Para rematar el día fuimos a la Salina de la Tapa, en el Puerto de Santa María, donde al atardecer suelen verse charranes raros como los de "pico amarillo".

Salina de la Tapa

Allí nos esperaban Rafa García y Jose María Fernández, grandes conocedores del lugar que nos ayudarían en la labor...
Y no fue hasta que prácticamente se hizo de noche cuando nos localizaron un charrán rosado de primer verano. ¡Lástima de la luz para unas fotos!


Grupo de gaviotas y fumareles en el que estaba integrado del Charrán rosado

Buen final para un día bien completo.

Y de aquí de vuelta al hotel, a dormir bien, que nuestros últimos días por el sur iban a venir bien cargados de más especies de las guapas...

4 comentarios:

  1. Habra que darse una vuelta por esos lares algun dia para bimbar algunas especies. Gracias por la cronica e imagenes. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te ibas a poner morado a especies, Luis, jajaja.
      Saludos

      Eliminar
  2. Anda que no lo disfrutaste, truhán. Así sí se bimba un águila imperial, nada de ver un puntito a lo lejos.
    Esperaré con ganas la tercera y última parte, ¡saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si hay que bimbar algo lo bimbamos bien jajaja, y con la imperial fue mejor que eso... Vaya pasada!
      Saludos

      Eliminar