lunes, 17 de diciembre de 2012

A primera hora...

Ayer vi amanecer en el puntal de Laredo. Vi llegar volando desde el mar varios colimbos, internándose en el estuario, pero sin pararse en mi zona. Como la cosa estaba poco animada me acerqué a la playa del Regatón para hacer tiempo.

Silbones

Allí me encontré con cientos y cientos de silbones que, en compañía de algún que otro azulón, se alimentaban en la orilla, mientras tres sombrías reclamaban a coro y un zarapito real  se aproximaba tímidamente.

Silbones

Gaviotas sombrías

Zarapito real

De regreso al puntal encontré dos colimbos chicos muy implicados en la pesca. Varias alcas y algún arao se dedicaban a la misma labor.



Colimbo chico

Tras inmortalizar a los colimbos fui a Montehano, a probar suerte con los especulados y los eideres. No hubo suerte (como de costumbre) y la típica garceta grande de la zona fue el centro de mi atención.

Garceta grande

Aquí conocí a un pajarero navarro, y dada por finalizada la observación en Montehano nos dirigimos al observatorio de la Arenilla. De camino, dos águilas pescadoras volaban en compañía sobre la carretera.
Ya en el observatorio había muy poco movimiento. Destacaban dos colimbos grandes nadando en el canal que se forma cuando la marea está baja.

Colimbo grande

También desde el observatorio, una gaviota reidora capturaba alimento por medio de una llamativa técnica, saltando fuera del agua y tirándose de cabeza.


Gaviota reidora

Terminé en el puerto de Santoña. Al otro lado de los arenales de enfrente, muuy lejos, podían distinguirse seis barnaclas carinegras.

Barnaclas carinegras

Como es habitual, varios cormoranes moñudos descansaban en los pantalanes del embarcadero de la plaza de toros.

Cormorán moñudo (adulto)

Cormorán moñudo (juvenil)

Cormorán moñudo (adulto)

Y por último, antes de que la lluvia pusiese punto y final a la salida, varios zampullines cuellinegros se acercaron al muelle.

Zampullín cuellinegro

7 comentarios:

  1. Ahora me acuerdo de cuando me contabas cómo se pone Cantabria en invierno, menuda cantidad de bichos en una sola salida.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Interesantísima y variada jornada Alberto. Una suerte observar tantos silbones y acercarte tanto a las aves. Curiosísimo el video de la gaviota.
    ¡Y pensar que cuando voy a Isla apenas veo aves!
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  3. Hola Alberto como siempre te digo en esta época del año, que suerte tenéis y cuanta variedad de aves, así da gusto salir a pajarear, también me admira el ojo para distinguirlas.
    Saludos, Lolo

    ResponderEliminar
  4. menuda entrada mas variada
    las fotos geniales
    el colimbo chico es precioso
    saludos

    ResponderEliminar
  5. Que no tienes suerte pues ,,,,,en fin, esos colimbos y las carinegras menudas especies para el invierno!! ademas de ver montones de silboes.....
    Que gans tengo de ir algun dia por alli.
    por cierto el navarrico no era yo...je,je!!
    Saludos camperos!

    ResponderEliminar
  6. Hola, Alberto. Quería felicitarte por tu página web, a la que llegué buscando información sobre el autillo. Ha sido muy emocionante ver ese vídeo tan precioso que has colgado. Ya lo he visto varias veces.
    De paso necesito preguntarte a qué altura se han colgado las cajas, porque yo estoy haciendo una y dudo si voy a poder subirla más de cuatro metros, ya que no tengo medios para hacerlo. Ojalá pudieras darme alguna orientación para ayudar a estos hermosos animales. Gracias y enhorabuena por este trabajo tan estupendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eve, gracias por tu comentario. Cuatro metros es la altura mínima para colgar las cajas de autillo, así que sin problemas. Procura colgarla en un sitio al que nadie pueda acceder trepando.
      Si necesitas algo más escríbeme al correo y te ayudaré encantado.
      Saludos

      Eliminar